Navigation Menu+

The T to my Rex.

Posted on May 9, 2017 in My Looks, My Thoughts

`What do I look for when I´m shopping? I don´t really look for anything, I wait until something finds me.´ – Leandra Medine (Man Repeller)

Entre_ByT_Firma

Existen muchísimos factores que definen la forma en que nos vestimos diariamente. Por ejemplo, uno que considero sumamente aburrido y objetivo es el clima porque ese sol o esa lluvia solamente limitan tu selección en el closet. Existen otros un poco más entretenidos como lo son tu estado de ánimo, la ciudad en dónde vives, el evento al que vas, etc.

A pesar de que siempre he sido de la idea de no dejarme influenciar por lo que los demás piensen de mi ropa, me resulta inevitable aceptar el hecho de que tu círculo cercano de amigos impacta en algún punto a tu estilo. No me refiero a que te vistas idéntico a ellos, pero convivir tanto hace que agarres ciertas mañas que considerabas impensables. Déjenme ejemplificar claramente mi experiencia al respecto:

Hace 5 años (que se sienten como 25) conocí en Londres a la persona que se convirtió en mi mejor amiga casi al instante. Digo “casi” porque la primera vez que tuvimos contacto me negó hospedaje en Navidad, típico Grinch. Se los juro que fue como un “match made in heaven”, las dos tenemos las características perfectas para complementarnos. No somos tan iguales, pero tampoco tan distintas. Es una relación extremadamente importante en mi vida y por ende, muy difícil de explicar, pero estoy segura que casi todos tienen o van a encontrar en algún punto a esa persona en sus vidas.

Una de las cosas que nos distingue totalmente desde que nos conocemos es nuestra forma de vestir: en cuanto a moda, tenemos un gusto completamente diferente. Como ya saben, yo tengo un estilo mega ecléctico mientras que ella es más casual-sport y conservadora; zapato combinado con la playera, t-shirts, jeans, tennis, etc.

Imagínense las angustias de closet que vivíamos las mañanas que yo despertaba en su casa o ella en la mía. Para que ella escogiera algo de mi ropa pasaban años luz, neta no tienen una idea de cómo nos tardábamos en salir de la casa hasta que encontrara una blusa “que combinara” o un vestido “no tan locochón”. Y viceversa, yo en su casa la pasaba fatal buscando una prenda con alguito exótico. Ni les cuento la bronca que tenemos con las faldas y vestidos porque nuestras estaturas no coinciden NADA, lo que a ella le llega a medio muslo a mí apenas me tapa las pompas.

En fin, con el paso de los años, hemos llegado a un punto de equilibrio, en el que nuestro estilo se ha “sincronizado” un poco tolerando las prendas de cada una. La cosa favorita de Marcela son los dinosaurios, por lo que le compré la playera que traigo puesta como regalo en un verano que me fui a NY. Obviamente cuando se la di, jamás en la vida pensé que años después se la iba a robar sordamente para usarla y llevármela de viaje. Igualmente, me atrevo a afirmar, que Marce jamás hubiera pensado en comprar una blusa artesanal en Mérida antes de conocerme…

El punto de mi ejemplo es que tu estilo se conforma de todas las pequeñas cosas que te rodean. Y debido a que nada es para siempre, tu estilo evoluciona poco a poco dependiendo de los factores que están contigo en ese preciso momento. El chiste es agarrar lo mejor de cada entorno y volverlo completamente tuyo.

Les mando un beso y nos vemos pronto!

Pd. I love you chinchitax

Xx

Wearing: Topshop trousers, Gucci mules, Uniqlo T-shirt

Travel. Always.
Green is the New Black.
Share
468 ad
  • Marcela Gtz Rangel

    jajajaja no te negue hospedaje pero bueno gracias por hacer que poco a poco le eche mas ganas a los oufits,salir un poquitooo descombinada, querer y valorar la ropa artesanal y el comercio justo.
    love you chofax

  • Angelica Padron

    Que padre post !!!! Me encanto Sofiiii y que divertido leerte con las historias !!! Un abrazo !!!