Navigation Menu+

Geek Tutu.

Posted on Jun 13, 2017 in My Looks, My Thoughts

Entre_ByT_Firma

El post pasado hablamos de los viajes y de las actividades que más disfruto hacer cuando estoy en otra ciudad. Hoy les voy a contar un poco acerca del viaje que armamos en semana santa. Da la casualidad que mi mejor amiga está viviendo en Viena, lo cual fue el pretexto perfecto para darme una vuelta por el “continente viejo”.

Las dos queríamos conocer un lugar nuevo; no repetir ninguna ciudad que ya conociéramos. Por lo que escogimos visitar Croacia, un país del este de Europa que siempre me había llamado mucho la atención. Para poder conocer a fondo, decidimos quedarnos 10 días y conocer las ciudades más importantes.

 

El viaje comenzó en la capital croata: Zagreb, una ciudad con un centro antiguo impresionante. Visitamos el famoso museo de las “broken relationships” en donde diversas parejas dejan un objeto que fue simbólico en sus relaciones (ya sea de pareja, padre-hijo, amigos, etc.) y un texto relatando el inicio y el fin de las mismas. La verdad me resultó un museo súper interesante, estaba picadísima con todas las historias. Tengo que confesar que hubo unas cuantas que me robaron unas lágrimas por ser tan reales, no historias de películas en donde todo termina bien. Una de las cosas que más me gustó fue que es un museo de la gente; cualquier persona puede enviar su objeto y contar su historia de desamor. De verdad fue una experiencia que me tocó el corazón y me hizo pensar muchísimo en que tenemos que aprovechar cada instante con las personas que queremos porque el final siempre es de lo más inesperado.

La siguiente parada fue Zadar, la ciudad en donde se puede ver el mejor atardecer del mundo. Como era chiquitita, decidimos hacer un roadtrip a un parque natural con unas cascadas impresionantes. Van a decir que soy una intensa, pero de verdad no le piden nada a las bellezas que tenemos en la huasteca potosina. Siguió conocer Hvar, una pequeña isla rodeada de colores espectaculares, tanto del mar como del cielo y sus atardeceres. En la isla nos tomamos un día para echarnos y disfrutar los rayos del sol. La penúltima fue Split, una de las ciudades más conocidas por ser la sede uno de los festivales de música electrónica más conocidos: Ultra. Casualmente nos tocó ir en fin de semana, ya se imaginarán lo bien que la pasamos.

Last but not least mi favorita y última parada de nuestro viaje fue la ciudad croata más emblemática: Dubrovnik. Un lugar con un pequeño casco antiguo completamente amurallado y lleno de escaleras y edificaciones con techos muy particulares. Es sumamente famoso por haber sido el set de Game of Thrones y del último episodio de Star Wars.

 

Generalmente cuando viajo no llevo ropa suficiente para todos los días porque ya sé que voy a comprar una que otra cosita por ahí que voy a usar para armar más outfits; caso del look de la historia visual que nos atañe el día de hoy. Llevaba ya varios años anhelando una falda-tutú que no me hiciera ver como un muffin esponjado. Por fin la encontré en una tienda departamental de Viena, me sentía Carrie Bradshaw caminando por las calles de Croacia. Le quise dar un toque súper urbano por lo que la usé con mi t-shirt de Star Wars que compré en una tienda de souvenirs. Los tennis también fueron de nueva adquisición, los blancos que tengo ya están dos tres sucios de tanto usarlos.

Les mando un beso y nos vemos pronto!! Xx

Silver Lining.
Travel. Always.
Share
468 ad