Navigation Menu+

Entre Imitaciones e Inspiraciones.

Posted on Jul 24, 2018 in My Looks, My Thoughts

Entre_ByT_Firma

Hace algún tiempo hice una encuesta en las historias de mi Instagram para ver qué opinaban de las “imitaciones” tomándole una foto a unos flats tipo mules de Steve Madden que eran casi idénticos al famoso par de Gucci. La votación final quedó en 61% en contra y 39% a favor.

En lo personal, estoy completamente en contra de la piratería, o sea, de las imitaciones que se venden con el afán de aparentar que son de una marca en particular a pesar de que no lo son. Entiéndase así el la bolsa “Chanel” que te venden en el Chinatown de NY que tienen exactamente las mismas características.

Por el contrario, me considero una persona pro-imitaciones siempre y cuando sean únicamente inspiraciones y no copias de otra colección. Es decir, que el diseñador tome el modelo y lo adapte a la esencia de su marca. Hay que tomar en cuenta que las tendencias son dictadas por las pasarelas que se celebran en las fashion weeks más importantes del mundo: New York, Londres, Milán y París. De ahí brota lo que estará “de moda” durante las siguiente temporadas. Por estos “brotes” de tendencias, estoy segura que lo que hace que los engranes de la moda sigan avanzando es esta inspiración sobre las tendencias que se presentan.

Tomen por ejemplo a los gigantes fast fashion como Zara, H&M o Topshop. Sus prendas son imitaciones accesibles de las colecciones que las “grandes” marcas presentan en fashion week. Si se ponen a analizar la ropa de Zara les juro que van a poder encontrar miles de coincidencias con lo que se ve en las pasarelas.

Que si creo que estas “imitaciones” afectan la economía de las marcas en las que se inspiran? NO, en lo más mínimo. Esto debido a que el sector de la población tiene los recursos monetarios para adquirir la ropa directamente de la pasarela lo va a seguir haciendo a pesar de que H&M presente una propuesta similar a un costo menor.

De igual manera estoy segura de que las tendencias deben de ser para todas las personas que les interesa entrarle al rollo de la moda expresando su estilo al momento de vestirse  y no solamente para los que tienen la posibilidad para hacerlo directamente con la tienda high end de donde brota la inspiración.

Es cierto que existen muchas demandas entre marcas por “copiar” prendas de algún diseñador en particular. El tema aquí es que es sumamente difícil que, con la diversidad que existe hoy en día, un diseñador pueda crear algo que sea completamente diferente para efecto de registrarlo y cobrar por las imitaciones que se realicen.

Si fuera fácil poder registrar las prendas imagínense la limitación que existiría para que los diseñadores pudieran explayarse. La industria de la moda sería súper aburrida y monótona si solamente un diseñador pudiera exponer propuestas de una prenda.

Como conclusión quisiera transmitirles que muchas veces compramos ropa en tiendas sin saber que estamos adquiriendo algo que proviene de una imitación de alguien más. Por ejemplo, en las fotos traigo un vestido H&M que tiene muchas similitudes con las siluetas floreadas que presenta Dolce & Gabbana casi cada temporada. También, mis zapatos de Topshop son inspirados sin duda alguna en los tacones Soft V Neck de Céline. Si les soy sincera, cuando compré ambas cosas no me pasó por la cabeza relacionar las prendas con sus inspiraciones.

Para comprobar mi teoría de que las imitaciones-inspiraciones no afectan la economía de las marcas, acepto que no gastaría en un vestido floreado D&G que solamente voy a usar no más de 10 veces en mi vida. Por el contrario, como soy fanática de los zapatos puede ser que, de topármelos, si compraría el par de Céline aunque ya tenga estos amarillos divinos.

Para tratar de usar una de México todos los días, completé el look con una clutch de una marca potosina que se llama HERO.

Ustedes qué piensan de las imitaciones? Coinciden conmigo?

Xx

 

Entre Abogados y Bordados.
Share
468 ad