Navigation Menu+

Entre Tops y “Sometimes I Feel Pretty”

Posted on Jun 13, 2018 in Entre mi cabeza., My Looks, My Thoughts

Entre_ByT_Firma

`Que se ponga de moda gustarse a

uno mismo en vez de a los demás´

“Sexy por accidente” (Sometimes I feel Pretty) es una película con un mensaje que logró meterse muy dentro de mi corazón y alma. Esto porque toca temas de fibras sensibles en mi ser como lo son las inseguridades corporales.

 

En resumen, trata de una mujer americana insegura de si misma por no ser “bonita” y “delgada”. Una persona que vive su mundo solo por inercia, sin disfrutar nada de lo que la rodea porque no está cómoda con ella misma. De repente un día su deseo se cumple, ya que al caerse y pegarse en la cabeza despierta y ve en el espejo lo que siempre quiso.

 

La película no muestra un cambio físico en el cuerpo de Renee (la protagonista), solamente hace alusión a que ella ve una figura completamente distinta en el espejo. Con su misma apariencia que detestaba comienza a confiar en si misma y poco a poco obtiene un mejor trabajo, una pareja, etc. Todo eso solamente por quererse y CREER en ELLA. La verdad estoy convencida de  que tu vida cambia cuando empiezas a creer en que eres perfecto a pesar de tus “defectos” o “imperfecciones”.

 

Me parece que es muy fácil identificarse con la protagonista en muchas escenas de la película. En mi caso fue dentro de los primeros 5 minutos cuando llega a una clase de prueba a Soul Cycle (clases intensas de spin al ritmo de la música) y se intimida por estar rodeada de puras mujeres en top que se caen de buenas y un personal no taaaaan amable.

 

Esa situación en particular me dio muchísima risa porque justo así me sentí las primeras veces que fui a Síclo (versión de Soul Cycle en México). Me daba mucha angustia no saber que hacer, desde acomodar la bici hasta meter los clips en los pedales porque parecía que todos los alumnos sabían hacerlo perfectamente bien.

 

Con el paso de las clases comencé a sentirme muy cómoda porque los movimientos me salían cada vez mejor y ya no tenía temor a equivocarme o caerme de la bici jajajaja. Solo me faltaba un paso para llegar a mi máxima auto-confianza-valor-emoción: tomar la clase en top.

 

Puede parecer súper tonto pero desde que comencé a adentrarme al mundo fitness siempre ha sido mi sueño hacer ejercicio en top. Les juro no sé la razón, era una fantasía en donde mi querida mente  pensaba que solamente lo iba a lograr cuando tuviera el mismo cuerpo que Adriana Lima o Izabel Goulart.

 

Hasta que un día, teniendo como factores muy importantes el inmenso calor dentro del studio y el sudor inexplicable provocado por el cansancio de cuerpo, me animé a quitarme la blusa para tomar los últimos minutos de la clase en top… Y me sentí TAN BIEN. Por más bizarro que se escuche neta sentí una libertad absoluta tan satisfactoria que solamente moría de ganas de repetir esa experiencia.

 

El truco fue simple, en vez de angustiarme porque el  ser humano que estaba a un lado mío iba a juzgarme por estar en top, me concentré en agradecerle a mi cuerpo por ser tan fuerte y capaz de aguantar clases tan intensas. Creo que en eso radica la aceptación de uno mismo, en abrir los ojos y darnos cuenta de que somos más importantes y trascendentes que una lonja o una estría.

 

Esa confianza en mi cuerpo la he trabajado poco a poco desde que escribí el primer post platicando acerca de las inseguridades corporales contra las que he peleado durante muchos años (link aquí). La clave fue soltarlo y hablar en voz alta de todo lo que siento.

 

Ya entendí que todos los cuerpos (altos, chaparros, blancos, morenos, con o sin celulitis, con o sin estrías, con o sin lonja, con o sin pompas, etc.) son perfectos así, TAL COMO SON. Embrace yourself y fluye para ser la persona tan chingona que eres.

Entre Make Up y Peinados
Entre Logomania y los 90s
Share
468 ad