Navigation Menu+

Entre la Productividad y la Procrastinación.

Posted on Apr 7, 2020 in Entre mi cabeza., My Looks, My Thoughts

Entre_ByT_Firma

El fin pasado cumplí 3 semanas de haber vuelto a México de manera inesperada y casi 1 mes con distanciamiento social que empecé en Madrid antes de que se impusiera la cuarentena obligatoria. Como saben, llegando a San Luis me aislé en mi cuarto 14 días para prevenir contagiar a alguien en mi casa en caso de haber agarrado el virus en el avión.

En fin, hoy con total libertad por mi casa y después de haber convivido increíble con mi familia desde el domingo pasado quiero hablarles de algo que me vuelve loca de vez en cuando: la presión de ser productiva estos días. Estoy segura de que les han llegado un sinfín de material (sin contar los MILES de links, vídeos, imágenes del covid19) alegando que “si no sales de esta cuarentena con un libro leído, una habilidad nueva, un negocio nuevo nunca te faltó tiempo solo disciplina” o que Isaac Newton inventó teorías en cuarentena en la peste y nosotros solamente estamos viento Netflix.

GUEY. Chill. Creo que tenemos suficientes cosas con las que tenemos que lidiar para adaptarnos y entender los cambios que está viviendo todo el mundo en la pandemia. Esa presión latente de producir y ser positivo todo el tiempo sinceramente me agota. ME DRENA.

Cuando llegué hice una check list de cosas que tenía que completar todos los días como hacer ejercicio, meditar, leer 50 páginas y 5 artículos, escribir, ver cosas de la escuela, etc. La neta al principio fui súper disciplinada y traté de reprimir cualquier emoción negativa que detonara estrés, miedo, enojo, preocupación, tristeza, melancolía, entre otros. En las primeras noches posteriores a mi aislamiento en mi cuarto empecé a tener insomnio y a sentir que se me iba el aire cada vez que me quería dormir.

Fue cuando me di cuenta de que estaba escondiendo muchas emociones que querían salir y yo no las dejaba porque “tenía” que ser positiva y estar entera en esta crisis. No me di chance de enojarme por pausar mi maestría porque suelo minimizar mis problemas al compararlos con los de los demás. Yo sé que estoy en una situación sumamente privilegiada al tener salud, un techo donde resguardarme, comida en la mesa, etc., pero hay veces que es realmente necesario sacar eso que guardamos.

Estos últimos días estoy haciendo lo que tengo ganas de hacer sin forzar nada para poder adaptarme a esta situación y ser productiva cuando mi mente comience a volar. Mis días son una ruleta de emociones, a veces me siento lo más arriba del mundo y en minutos puedo acordarme de lo que está pasando y me voy abajo, pero me vuelvo a levantar y así sucesivamente. Y la neta no está mal. No es un error o un defecto sentirnos mal y con miedo, estamos viviendo algo difícil… muchas personas tuvieron que posponer su chamba, proyectos o eventos significativos.

Considero que es normal estar en una etapa de negación y rechazo a la situación que estamos viviendo. En algún punto lo aceptaremos y aprenderemos a existir de esta manera hasta que se solucione la situación. Cuando lo aceptemos comenzaremos a agarrar horarios y ser un poco (o mucho) más productivos, dense chance de adaptarse.

No te reclames ni te sientas mal, necesitamos mucho amor y solidaridad en estos momentos. Haz lo que tu cuerpo y tu alma te pidan para sentirte en paz. No importa si no haces ejercicio o si comes de vez en cuando un pastel por ansiedad. Date tu tiempo hasta que sientas que es momento de seguir adelante.

En mi caso particular, el ejercicio es mi terapia más grande. A pesar de estar sin equipo ni gimnasios creo que es la temporada en la que más he sudado en mi vida. Me desconectó dos horas del día y me transporto a un lugar de paz en el que solamente existo yo. Encuentren su actividad que les de tranquilidad y recuerden que esto es un día a la vez. No se desanimen ni se sientan menos por no cumplir objetivos ambiciosos, poco a poco lo lograremos a nuestro tiempo.

Y sobre todo, sean solidarios con el otro. Neta creo que es el momento más importante para tratar de regresar algo a la vida por todos los privilegios que tenemos. Seamos empáticos con los demás y pensemos cómo ayudar a los que más nos necesitan.

Un abrazo! Ánimo y quédate en casa!

Xx

Entre Quedarse en Casa y el la Pandemia
Share
468 ad