Navigation Menu+

Entre el Espejo y la Realidad.

Posted on Jul 31, 2018 in Entre mi cabeza., My Thoughts

Entre_ByT_Firma

`Love yourself so no one has to´

La semana pasada estaba viendo fotos viejas en mi iPhone y me tope con un álbum que hizo que sintiera como si me estuvieran apretando el estómago. Su nombre es “Me” y un emoji de una monita corriendo. Dentro de ese álbum hay miles de fotos que me tomaba diariamente frente al espejo después de hacer ejercicio. Siempre dos diarias en top y leggings; una de frente y una de lado.

Esta serie de fotografías me generaron una curiosidad enorme de saber durante cuánto tiempo hice esto y por qué. Llegué al fondo de mi carrete (lo cual me tomó algunos minutos tomando en cuenta que tengo como 30,000 fotos) y descubrí que llevo haciéndolo de manera esporádica prácticamente desde que tengo un iPhone.

Digo esporádicamente porque a pesar de que hay meses en los que encontré fotos casi diario, hay temporadas en donde solamente había una o dos fotos por semestre. Antes, por ahí del 2015, lo hacía de repente solo para reclamarme cuando comía algo “malo” o no hacía ejercicio. Poco a poco esa manía se fue convirtiendo en un hábito diario. De verdad me acuerdo que sin pensarlo llegaba a mi casa del gym, me quitaba la blusa y me tomaba las famosas mirror selfies.

Empecé a reflexionar acerca del motivo detrás de esas fotos y me di cuenta que era una forma súper cruel de recriminarme el no estar “perfecta”. Es decir, haciendo un examen de consciencia descubrí que la mayoría de las veces que me tomaba una de esas fotos en el espejo era porque mi parte insegura me pedía hacerlo para que pueda ver lo “gorda” que me veía en ese momento. Y vean mi cara en las fotos que les comparto hasta abajo… estoy que no me calienta ni el sol.

Definitivamente esta actividad era una forma de torturarme porque la única finalidad que tenían esas fotos era atacarme y recriminarme cosas como que no le echaba las suficientes ganas y por eso estaba así. De verdad eran pensamientos sin sentido (nutricionalmente hablando) como que seguro por las palomitas que me como cada lunes en el cine tengo este tipo de cuerpo.

Hoy por hoy, después de hablar abiertamente de este tema por primera vez hace algunos meses, tengo que confesar que veo esas fotos y me da mucha impotencia haberme dejado lastimar yo sola. Me dan ganas de abrazarme y pedirme perdón por hacerme sentir tan mal.

Se los prometo que ahorita veo esas fotos y me doy cuenta que físicamente me veía bien. Es increíble la capacidad que tenemos para distorsionar la realidad y ver algo distinto en el espejo a lo que realmente hay. Y de verdad estoy muy orgullosa de mí misma por poder entender (años después) que no se vale atacarme y torturarme yo solita.

También hoy que me siento mejor con mi cuerpo, que me quiero y me acepto más que nunca sonrío cuando me tomo fotos en top y leggings porque me gusta lo que hay ahí. Cuando me veo agradezco mil ser una persona saludable y fuerte. Estoy satisfecha con todas las maravillas que me permite hacer mi cuerpo. Amo que aguante, disfrute y me acompañe en las friegas que le meto cada mañana para ir a box, a spin, a nadar, etc.

*Ojo, estas “friegas” matutinas no son secuencias de vigorexia ni nada por el estilo. AMO hacer ejercicio para sudar y sacar todo lo malo, no para enflacar.*

De igual manera, estoy convencida que si yo no me quiero como merezco no voy a ser capaz de querer a los demás como debería. Tengo que propagar por toda mi persona la seguridad con la que me pongo cosas extravagantes y locochonas para salir a la calle. 

Y como siempre les digo: NO ESTÁS SOLO. Somos muchos los que luchamos una batalla diaria contra este tipo de problemas por estereotipos de “cuerpos perfectos” de personas irreales. Quiérete, ámate y respétate. Si no lo haces tú, nadie más lo va a hacer.

Xx

Entre Imitaciones e Inspiraciones.
Share
468 ad